Guía para usar botas dieléctricas de seguridad

En trabajos en los que existe contacto constante con fuentes de electricidad y riesgo de accidentes relacionados con descargas eléctricas es muy importante el uso de botas dieléctricas de seguridad o con protección al riesgo eléctrico. El cuerpo humano, al igual que el agua, el metal y otros materiales, es conductor de electricidad, por lo que es absolutamente necesario no manipular fuentes eléctricas estando descalzo o con zapatos que no tengan protección, aún si el piso está seco.

Lo anterior es clave, sobre todo, en el ámbito laboral porque los trabajadores industriales están siempre en interacción con fuentes de electricidad como bombillos, cables, generadores eléctricos, paneles, baterías, máquinas, etc. Es por esto que se ha desarrollado calzado especial que proteja contra el riesgo eléctrico a los trabajadores de cualquier industria. Hoy en Croydon, te traemos una guía para usar botas dieléctricas de seguridad y con protección al riesgo eléctrico de manera óptima para que puedas cuidar la seguridad de tus trabajadores en todo momento.

¿Qué son las botas dieléctricas de seguridad?

Las botas dieléctricas de seguridad son botas de seguridad, es decir, botas que cuentan con punta de acero y con protección eléctrica en caso de descargas. Lo anterior significa que estas botas tienen la capacidad de disminuir el paso de la corriente para reducir el riesgo de descargas eléctricas que puedan ser perjudiciales o fatales para la salud o la vida de quienes las portan.

Las botas dieléctricas de seguridad son usadas en sectores laborales en los que existe contacto o manipulación de objetos conductores de electricidad o cables, y son parte del Equipo de Protección Personal (EPP) que las compañías u organizaciones deben proporcionar a sus trabajadores para asegurarse de que cuentan con las herramientas necesarias para realizar su trabajo de forma segura.

Diferencia entre botas dieléctricas de seguridad y botas con protección al riesgo eléctrico

Ahora bien, cuando nos referimos a botas de seguridad con protección al riesgo eléctrico hablamos de botas con punta de acero que también protegen a los trabajadores en caso de descargas al disminuir el paso de corriente eléctrica. Así pues, ¿cuál es la diferencia entre estos dos tipos de botas de seguridad? La diferencia es el término con que se les nombre, el cual depende del tipo de certificación que tengan las botas.

Todas nuestras botas de seguridad Workman están certificadas por ICONTEC y han sido fabricadas bajo los requerimientos de la norma ASTM F2892-18, la cual las certifica como botas de seguridad con protección en caso de choque eléctrico. Por esta razón, en Croydon usamos el término de “botas con protección al riesgo eléctrico”, pues es el término usado por la norma que las certifica.

En resumen, las botas de seguridad con protección al riesgo eléctrico también son botas dieléctricas de seguridad porque disminuyen la corriente eléctrica con el fin de reducir el riesgo de descarga eléctrica, pero se les llama de una forma u otra dependiendo del término que se use en la norma de seguridad que las certifica.

Guía para usar botas con protección al riesgo eléctrico

Como puedes ver, las botas de seguridad con protección al riesgo eléctrico son un elemento fundamental en entornos laborales donde existe exposición constante a corrientes eléctricas, pues están diseñadas para proporcionar a los trabajadores una capa adicional de protección contra descargas eléctricas. Ahora bien, el correcto desempeño de estas botas depende del uso que se les dé, por eso, aquí tienes una guía detallada sobre cómo usar adecuadamente botas de dieléctricas de seguridad, o con protección al riesgo eléctrico, para maximizar su eficacia y garantizar tu seguridad y la de tus trabajadores.

Botas dieléctricas de seguridad

1. Escoge las botas adecuadas para tu sector laboral

Antes de comenzar, asegúrate de que las botas de dieléctricas de seguridad o con protección al riesgo eléctrico que escojas para tus empleados sean las indicadas para tu industria y para la actividad laboral específica que realizan. Deberás investigar cuáles son los riesgos de tu sector laboral y sus estándares de seguridad para elegir las botas de seguridad adecuadas, pues en el mercado existen de muchos tipos.

Además, es de suma importancia que verifiques la intensidad de corriente a la que podrían estar expuestos tus trabajadores en su entorno laboral para que escojas las botas con el nivel de protección al riesgo eléctrico adecuado. Por ejemplo, nuestras botas de seguridad Workman tienen una protección al riesgo eléctrico que resiste hasta 18.000V.

2. Comodidad y ajuste

Antes de que tus trabajadores usen sus botas dieléctricas de seguridad o con protección al riesgo eléctrico, debes asegurarte de que tienen el tamaño y el ajusto adecuado para ellos, pues de esto depende que se sientan cómodos y seguros al realizar su trabajo. Si un trabajador está cómodo es más probable que esté alerta para evitar accidentes laborales que incluyan o no descargas eléctricas. Además, si las botas tienen el ajuste ideal se desempeñarán de manera óptima al momento de proteger al trabajador que las usa.

Por esta razón, nuestras Workman son flexibles y livianas, pues están fabricadas en PVC, y vienen con un forro interno hecho 100% en poliéster tejido rizo, lo que las hace cómodas y suaves. Además, cuentan con un puente estabilizador para el área del pie y con la exclusiva plantilla PU, diseñada especialmente para brindar confort, pues está hecha en un material con memoria que se adapta al pie de los trabajadores. Además, el rango de tallas de las Workman va desde la 36 hasta la 46, por lo que tus empleados no tendrán problema para encontrar las botas de seguridad que se ajusten perfectamente a sus pies.

2. Estabilidad y agarre

Para que las botas de seguridad con protección al riesgo eléctrico o dieléctricas sean realmente seguras deben ser estables y tener excelente agarre, pues, en caso de caídas o resbalones, no podrán proteger a los trabajadores de las descargas eléctricas. Las botas Workman vienen con la huella exclusiva Zero-Slip que cuenta con labrado profundo y máximo agarre, lo que proporciona estabilidad y exactitud en cada pisada. Esto las hace ideales para sectores industriales en los que exista riesgo de deslizamientos a causa de terrenos irregulares, inestables o húmedos.

3. Inspección previa al uso

Antes de que tus trabajadores usen sus botas de seguridad, es importante que se realice una inspección por parte de la compañía en la que se busquen signos de daño, desgaste o cualquier otro problema que pueda afectar su integridad. Si se encuentra algún defecto, sobre todo en la suela, es crucial reemplazar las botas antes de su uso, pues esto puede afectar su protección al riesgo eléctrico y poner en peligro la salud y la vida de tus trabajadores y, por ende, el buen funcionamiento de tu compañía.

4. Mantenimiento y limpieza regular

Para que las botas dieléctricas de seguridad o con protección al riesgo eléctrico tengan un desempeño óptimo deben mantenerse botas limpias, secas y libres de contaminantes que puedan interferir con la seguridad que buscan proporcionar. La suciedad, el barro u otros materiales extraños pueden afectar la resistencia dieléctrica y la protección al riesgo eléctrico.

Asegúrate de que tus trabajadores limpien y sequen muy bien sus botas de manera regular y siguiendo las recomendaciones del fabricante. Puedes consultar nuestras recomendaciones en este enlace. Cuando no estén en uso, las botas de seguridad deben almacenarse en un lugar fresco y seco. Debe evitarse la exposición prolongada a la luz solar directa y a temperaturas extremas, pues esto podría afectar la durabilidad y resistencia del material protector.

5. Evitar contacto con sustancias conductivas

Si bien las botas de seguridad ofrecen protección contra corrientes eléctricas, es fundamental minimizar los riesgos adicionales. Por eso, recomendamos siempre que sea posible evitar el contacto con sustancias conductivas, como lo son los metales y el agua.

6. Uso de otros elementos de protección

Las botas de seguridad dieléctricas o con protección al riesgo eléctrico no son la única herramienta de protección contra las descargas. Si los trabajadores manipulan fuentes de electricidad, algunas industrias exigen también otros elementos en el EPP, como guantes y ropa protectora, para brindar una protección integral.

7. Capacitación a los trabajadores

Para que las botas dieléctricas de seguridad o con protección al riesgo eléctrico puedan proteger a cabalidad a tus trabajadores, deber brindarles capacitación en el uso de las mismas. La compañía deberá instruirlos en las características y limitaciones de las botas, y cómo integrarlas de manera efectiva en sus rutinas diarias en el lugar de trabajo.

8. Reemplazo oportuno

Las botas de seguridad dieléctricas o con protección al riesgo eléctrico están hechas con materiales resistentes y duraderos, como es el caso de las Workman que están fabricadas en PVC. Sin embargo, tienen un límite de vida útil, y es muy importante reemplazarlas de manera regular para que puedan cumplir su función de proteger contra descargas eléctricas en todo momento.

En Croydon, tenemos un programa de reciclaje de botas de PVC que beneficia tanto al medio ambiente como a tu bolsillo, pues obtendrás un descuento en las botas nuevas si traes las antiguas. Puedes consultarlo en este enlace.

9. Certificaciones de seguridad

Por supuesto, antes de elegir las botas dieléctricas o con protección al riesgo eléctrico que usarán tus empleados, debes asegurarte de que cumplan con las normativas y estándares de seguridad de tu industria y actividad laboral. Como mencionamos antes, las Workman están certificadas por ICONTEC bajo los requerimientos de la norma ASTM F2892-18, la cual las certifica como botas de seguridad con protección al riesgo eléctrico a 18.000 V durante 1 minuto sin fuga de corriente no superior a 1mA en condiciones secas.

¿Cómo escoger entre botas de seguridad dieléctricas y botas con protección al riesgo eléctrico?

Como mencionamos arriba, las botas con protección para riesgo eléctrico son botas dieléctricas. Sin embargo, en Croydon usamos el término de “botas con protección para riesgo eléctrico” porque nuestras botas de seguridad están certificadas por ICONTEC y están fabricadas bajo los requerimientos de la norma ASTM F2892-18 que usa este mismo término.

Para saber qué botas de seguridad escoger, debes investigar los requerimientos de seguridad de tu industria y de tu actividad laboral para asegurarte cumplan con las normas y las certificaciones requeridas. Recuerda que cuando adquieres unas botas con Croydon, tienes la certeza y tranquilidad de contar con el respaldo de una compañía con años de tradición que es experta en calzado de seguridad. Puedes consultar nuestro catálogo de Botas de seguridad con protección al riesgo eléctrico Workman acá.

 

¡Compra tus botas aquí!

Select the fields to be shown. Others will be hidden. Drag and drop to rearrange the order.
  • Image
  • SKU
  • Rating
  • Price
  • Stock
  • Availability
  • Add to cart
  • Description
  • Content
  • Weight
  • Dimensions
  • Additional information
  • Attributes
  • Custom attributes
  • Custom fields
Click outside to hide the compare bar
Compare